+(34) 952 912 131 info@carcentinel.com

Por desgracia, todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido que sufrir un atasco, pero, ¿Te has parado a pensar alguna vez en cuántas horas de tu vida te pasas en ellos? En el artículo de hoy desde CarCentinel te descubriremos cuántas horas pasamos en atascos y cómo conducir durante ellos para evitar riesgos.

¿Cuánto tiempo pasamos en atascos?

El factor decisivo que hace que una ciudad sea mas propensa a un atasco que otra es su nivel de congestión, en España por suerte no tenemos unos porcentajes muy elevados, por ejemplo en Estambul hay un 62% de congestión que se traduce en 142 horas de atascos al año de media por persona, mientras que ciudades como Málaga tienen un 18% y 41 horas de atascos al año de media por persona. Si tenemos en cuenta que la esperanza de vida media en España en 2022 según la OMS es de 83 años, haciendo un sencillo cálculo descubrimos que a lo largo de nuestra vida en Málaga pasamos 3.403 horas en atascos, lo que se traduce en 141,8 días o prácticamente 5 meses.

¿Cómo evitar el riesgo durante los atascos?

  • Mantén una distancia de seguridad suficiente para que te dé tiempo a reaccionar y frenar.
  • Estate siempre atento a las circunstancias del tráfico.
  • Lee continuamente el sistema de señalización variable de la vía.
  • No ganas nada cambiando de carril constantemente. Al revés, sólo conseguirás que los demás conductores de ese carril frenen.
  • Conduce con paciencia hasta que desaparezca la retención.
  • No asumas riesgos: No salgas del coche para estirar las piernas en mitad de la carretera, aunque los coches estén parados.
  • Si el atasco te obliga a estar parado durante más de un minuto, apaga el vehículo para no seguir consumiendo combustible, salvo casos excepcionales como que haya una nevada y necesites tener encendida la calefacción.
  • Haz una conducción pausada y relajada. Si no, los cambios bruscos de velocidad pueden afectar al mayor consumo de los coches.
  • Después de ese atasco, no intentes recuperar el tiempo perdido, debes descansar cada 2 horas o 200 km. Si en ese tiempo has pasado por una retención, para igualmente cuando te corresponda. Un atasco también fatiga, cansa y produce estrés en la conducción. Detente un mínimo de 20 minutos e hidrátate.
  • Recuerda que, en ciertas circunstancias de seguridad (cuando los vehículos están parados), las motos tienen mayor capacidad de moverse entre los vehículos. Deja un espacio adecuado entre los demás y no hagas movimientos bruscos.
  • Cuando los vehículos de emergencia necesiten pasar cuando hay una retención, retírate hacia un lado para dejar un corredor de emergencia.
  • Evita provocar el efecto mirón: Los conductores frenan la marcha para ver, por curiosidad, lo que ha ocurrido en un accidente, lo que conlleva un peligro para los demás ocupantes de la vía, que se ven obligados a su vez a reducir la velocidad.
  • Acciona las luces de emergencia cuando veas que pueda haber un riesgo por una reducción drástica de la velocidad en la vía. Así alertamos a los conductores que vienen detrás de nosotros de que algo sucede.

¿Imaginas una ciudad sin atascos?

Es normal pensar que los atascos se solucionan creando más carreteras, de primeras tiene sentido, pero no es así, un aumento del 10% en las carreteras provoca un aumento de un 6-10% de coches a largo plazo, entonces ¿cómo arreglamos el problema de los atascos? Podemos fijarnos en las medidas que toman ciudades como Oslo por ejemplo que para acabar con el tráfico en el casco urbano ha eliminado el aparcamiento allí o también podríamos optar por la opción de Luxemburgo que ha convertido el transporte público en gratuito para impulsar el uso de un transporte más sostenible.

Abrir chat
o escanea el código